Fotos premiadas en el concurso expuestas en Mimizan, Francia

Jornadas de espeleología, exposición internacional española

Una selección del fondo de fotos premiadas en el concurso “Espeleólogo de Barro” ha sido expuesta en el 37º Salon d’Art de la Côte d’Argent, en la localidad de Mimizan, en la región de Aquitania, Francia.

Cartel salon 2017

Organizado por Mimizan Asem Photo, el salon dart invita anualmente a varios fotógrafos a exponer sus fotografías y conferenciar sobre su obra. Así este año ha contado con la presencia de Marie Fontecave, Jacques Hamel y Catherine Valentini, cuyas fotos se han expuesto junto a las de la expo internacional Photo-phylles sobre naturaleza vegetal promovida por Oikos y el Jardín Botánico de Burdeos, la selección de fotos del concurso Espeleólogo de Barro y una muestra de las obras de varios fotógrafos locales.

Podéis leer la presentación de la exposición en castellano y en francés:

PRESENTACIÓN

A finales de los años 60, en una pequeña ciudad castellana del valle del Duero, donde las cuevas sólo eran conocidas como lugares propios de leyendas y lo más parecido a ellas que allí podía encontrarse lo constituían las bodegas subterráneas donde se elaboraba el vino tradicional, un grupo de amigos, durante una excursión a una región cercana, se encontró con un grupito de gente que se preparaba para entrar en una cueva organizadamente con ánimo de explorarla. En este encuentro fortuito está el origen de lo que meses más tarde se convertiría en la asociación Grupo Espeleológico Ribereño.

La afición a la fotografía de algunos de aquellos primeros componentes de la asociación y el hecho de que la espeleología fuera una actividad generalmente desconocida, animaron a organizar un concurso de fotografía espeleológica, primero a nivel nacional y en seguida con carácter internacional, con el objetivo de divulgar y promocionar tanto la espeleología en sí misma como la afición a la fotografía.

Tanto la espéleo como la fotografía en cavidades son posibles gracias a la mutua colaboración de las personas que las practican. Ésta y el hecho de que su espacio carece de luz natural son dos de sus principales características. La absoluta oscuridad puede ser una dificultad o, por el contrario, ofrecer total libertad para, en función de los recursos técnicos y de la creatividad del fotógrafo, conseguir la iluminación más acertada para la obtención de imágenes que muestren las técnicas, las actividades o las emociones de los espeleólogos enmarcadas en inquietantes abismos, delicadas cristalizaciones, angustiosas grietas o magníficos y apacibles paisajes subterráneos.

Las fotografías que se exponen forman parte del conjunto de obras premiadas en alguna de las 39 ediciones del Concurso “Espeleólogo de Barro” de Aranda de Duero, Burgos, organizado por el Grupo Espeleológico Ribereño.

PRÉSENTATION

À la fin des années 1960, dans une petite ville espagnole de la vallée du Duero, oú le mot grotte n’évoquait dans l’imaginaire populaire qu’un lieu de légendes et oú la chose la plus proche à une grotte étaient les caves souterraines oú l’on élaborait le vin traditionnel, un groupe d’amis, lors d’un voyage dans une région voisine, rencontra un petit groupe de gens qui, bien organisés, s’apprêtaient à entrer dans

une grotte dans le but de l’explorer. Cette rencontre fortuite est à l’origine, quelque mois plus tard, de la création de l’association “Grupo Espeleológico Ribereño”.

La passion pour la photographie des certains membres de l’association et le fait que la spéléologie est une activité généralment inconnue, les a encouragés à organiser un concours de photos spéléologiques, tout d’abord au nivel nacional et bientôt International, afin de diffuser et de promouvoir d’abord l’spéléologie et ensuite l’amour de la photographie.

L’spéléologie et la photographie dans les cavités ne sont posibles que grâce à la coopération de personnes qui les pratiquent. Le travail en équipe et le manque de lumière naturelle sont deux de ses principales caractéristiques. L’obscurité peut être une difficulté, ou, au contraire, offrir une totale liberté. En fonction du matériel et de la créativité du photographe, il sera possible de prende des photos que montrent les techniques, les activités ou les émotions des spéléologues en présence de gouffres et failles inquiétants, de cristaux délicats, ou de doux et magnifiques paisajes souterrains.

Les photographies exposées font partie des archives des photos primées au cours des 39 éditions du concours “Espeleólogo de Barro” d’Aranda de Duero, Burgos, organisé par Grupo Espeleológico Ribereño.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *