Montaña Palentina y cueva de La Virgen

Así nos lo cuenta uno de nuestros socios:
“Para esta salida nos alojamos en el bonito Albergue de Triollo. Nos reciben con una mala noticia: no hay agua caliente. Esperan arreglarlo. Esperamos a que lleguen los demás haciendo lo de siempre: tomando una cervezas. Hace frío. Cenamos en el hostal. Raciones para uno que valdrían para tres. Y todo muy bueno. Una pasada.
El sábado amanece cubierto pero se va despejando. La idea es hacer la integral del Espigüete, empezando por la Arista Oeste y terminando por la Este. Hace calor al principio pero según vamos llegando al Collado de Arra la cosa mejora pues corre algo de aire. El principio es por roca descompuesta y piedra suelta. El paso más complicado es la famosa V donde hay que pasar por una llambria inclinada y con exposición. Luego alguna trepada fácil y enseguida a la cima. Al llegar nos conocen por el acento ¿Sois de Arandaaaa? Otro grupo de arandinos que han subido por la norte. Tras las típicas fotos enfilamos hacía la arista este. Preciosa y entretenida esta bajada. Una actividad muy completa que nos ha encantado a todos. Pues nada, a Puente Agudín a celebrarlo con unas cervezas. Al legar al albergue lo que nos temíamos: sigue sin haber agua caliente y toca ducharse con agua fría.
El domingo nos lo tomamos con calma para ir a la Cueva de la Virgen, que está en Puente Agudín, donde tomamos las cervezas ayer y comeremos hoy. Salvo el menda que prefiere irse a dar un paseo por la Peña el Tejo, los demás entran en la cueva algo más tarde de las diez. Es una cueva pequeña pero de la que todos salen encantados. Cuando llego a Puente Agudín del paseo, poco antes de las dos, ya están sentados tomando cervezas. Comemos allí mismo comentando las incidencias del día. No nos entretenemos mucho y enseguida para Aranda, muy contentos de haber disfrutado de un buen fin de semana.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *